Si se está valorando la posibilidad de iniciar un proyecto empresarial resulta vital disponer de estudios de mercado Vigo o estudios de mercado Madrid con el fin de obtener información sobre las tres áreas clave que hay que investigar antes de lanzar el negocio. Antes de iniciar una actividad que puede ser ruinosa, se debe determinar si realmente hay mercado para el producto en cuestión. Y no sólo es necesario definir que haremos, sino como lo haremos. Es decir, es indispensable un estudio de mercado.

Muchos empresarios y emprendedores olvidan este paso tan importante, solamente por no tener una visión negativa de su producto. Esto es como meter la cabeza en un agujero para no tener que ver que llueve. Convencidos de que su producto o servicio está perfecto tal y como está, no quieren arriesgarse a ver como es el mundo real en el que tendrán que competir.

Algunas otras empresas evitan el estudio de mercado porque temen que los estudios de mercado o encuestas sociométricas sean demasiado caro. Con todos los costes de lanzamiento a los que se enfrentan, no parece rentable añadir un gasto más para probar lo que realmente ellos creen saben: Que su producto es viable.

Independientemente de la razón, no hacer un estudio de mercado no es caro, pero no hacerlo puede resultar carísimo. Se debe percibir como una inversión de futuro. Identificando posibles mejoras del producto a tiempo, se ahorra mucho tiempo y dinero.

¿Pero qué es exactamente un estudio de mercado?

Básicamente, es un modo de compilar información que  servirá para resolver y evitar problemas de comercialización.

Un estudio de mercado bien realizado aporta los datos necesarios para desarrollar un Plan de Marketing de éxito., como por ejemplo los que realiza la Consultora de Marketing y Estrategia, Plan B Thinking Lab. Con el estudio de mercado, se pueden identificar los segmentos específicos de mercado en los que el producto o servicio tendrá buena acogida y ayudará a crear una identidad competitiva. Pero no es solo esto, un estudio de mercado adecuado también puede ayudar a la hora de a elegir la mejor ubicación geográfica para lanzar el producto o la empresa.

Antes de empezar un estudio de mercado, es recomendable buscar asesoramiento o consultar a un experto en estos temas. Este primer paso ayudará a decidir exactamente qué información hay que recabar.

De forma genérica, el estudio de mercado debe ofrecer una visión sobre 3 áreas principales:

  1. Datos de mercado.

Cuando se inicia la búsqueda de información, se debe indagar siempre las últimas tendencias, comparando estadísticas y el crecimiento del mercado: ¿Qué áreas están en expansión y qué áreas están disminuyendo? ¿Existe la figura del cliente-tipo? ¿Qué desarrollo tecnológico está influenciando el mercado?

Un mercado estable y próspero es esencial: no se debe iniciar un negocio en un mercado que está en crisis.

  1. Datos sobre tu público

Esta fase de la investigación se debe centrar en un estudio en profundidad del mercado. Un control exhaustivo de mercado ayudará a tener una estimación real de las ventas. Primero, se necesita determinar los límites del mercado o los límites físicos en los que se va a vender el producto. Y posteriormente, se estudian las características de gasto de la población en esta área. Una vez estimado el poder adquisitivo de esa ubicación, se ordenan en función de su renta per cápita, nivel medio de ingresos, tasa de desempleo, población y otros factores demográficos que puedan influir en el resultado, determinando el volumen de ventas actual en esa área para el producto y por último, se estima el volumen total de ventas que se puede obtener. Este último paso es vital pues crear un negocio para una determinada comunidad no siempre supone un volumen adicional de ventas, sino una redistribución del mercado ya existente.

  1. Datos sobre la competencia.

Estudiando conjuntamente los datos de mercado y de público se obtiene una visión más clara sobre la competencia. No es inteligente subestimarla, observa tanto a la competencia actual como a la futura. Revisa la competencia local y si fuese necesario, a nivel nacional. Parece adecuado analizar sus estrategias y operaciones, así se obtiene una imagen clara de las posibles amenazas, oportunidades, debilidades y fortalezas de tu competencia (Análisis DAFO).

Se deben asimismo analizar las tendencias se han establecido en el mercado y si hay alguna oportunidad o ventaja para el negocio, reuniendo información sobre: competencia y sus recursos, informes anuales (la mayoría son públicos). Los informes públicos pueden resultar valiosos para proporcionar información sobre estrategias y productos o servicios sobre los que planean hacer hincapié en el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *